Temperamento y carácter del Bulldog Inglés

Rock´o

En líneas generales, el Bulldog Inglés se constituye como un perro ideal para la familia. Se trata de un perro sumamente apacible, que disfruta en gran medida de la comodidad, la buena comida, los paseos tranquilos, los juegos divertidos y la convivencia con personas de prácticamente todas las edades.

A pesar de sus aspectos positivos, cabe señalar que esta raza canina trae consigo varios “inconvenientes”. Uno de ellos es que no tolera el calor, así como también exhibe sumo rechazo a situaciones como las tormentas fuertes o los ruidos intensos. Tampoco les agrada demasiado quedarse mucho tiempo solos, por lo que tener un Bulldog Inglés implica un gran compromiso por parte de sus dueños.

Gracias a sus características físicas (es de tamaño medio en lo que respecta tanto a su peso como a su altura), el Bulldog Inglés se adapta perfectamente a cualquier tipo de vivienda. Por otro lado, es importante hacer hincapié en que su apariencia suele chocar en gran medida con su temperamento. Esto es así porque este can es muy amistoso, pero su aspecto de rudo hace que no sea para nada raro que las personas piensen en que se trata de un perro de mal carácter.

El Bulldog Inglés es un perro orgulloso, y gracias a su gran fuerza externa se constituye como un animal que brinda enorme protección a sus amos. Asimismo, se trata de una raza sumamente leal que genera confianza en todo momento.

Es noble, tierno, cariñoso, alegre y adora jugar, especialmente a la pelota. Además de todo esto, una de sus grandes virtudes es que su compañía resulta tranquilizadora, por lo que resulta una raza excelente para aquellas personas que necesitan bajar su nivel de estrés.

Con todas estas características, no caben dudas de que el título de “mejor amigo del hombre” le queda perfecto al Bulldog Inglés. Es apto para los niños y posee un gran equilibrio psíquico.

Cuando es cachorro se caracteriza por ser curioso, juguetón, desvergonzado y travieso, aunque de adulto su actitud cambia bastante: se convierte en un perro realmente tranquilo que busca una convivencia agradable con sus dueños. Además, este can se distingue por ser una especie de “psicoanalista” de la familia. Esto es así porque siempre está observando e interpretando el comportamiento de las personas que lo rodean.

Por último, si debemos mencionar algunos “defectos” de esta raza, no podemos dejar de lado que se trata de un animal bastante perezoso. No es útil para correr grandes distancias, y tampoco es apto como perro de guardia. Esto es así porque no es capaz de distinguir entre propios y extraños, por lo general. Además, como es distraído, le cuesta bastante aprender a realizar distintas tareas. Esta es la razón por la cual no se constituye como una raza de trabajo, y sólo se limita a ser un perro de compañía.

Adiestramiento del Bulldog inglés

My Rock´o

 La personalidad de un perro adulto está totalmente condicionada por el entorno en donde crece, ya que tanto la educación como el trato que recibe de cachorro juegan un papel fundamental a lo largo de toda su vida. A pesar de esto, no se puede negar que cada raza presenta ciertos aspectos en común relacionados con el carácter que permiten que sea posible distinguirlas unas de otras.

En este caso en particular trataremos sobre el Bulldog inglés, sus principales características y la forma apropiada de adiestrarlo. Sin lugar a dudas que es un perro excepcional que merece ser atendido y entrenado de acuerdo a sus necesidades específicas.

A pesar de su aspecto serio y malhumorado, el Bulldog inglés es un animal paciente y tranquilo. Quizás sus principales defectos residen en su corta longevidad, su poca capacidad para resistir grandes esfuerzos, su intolerancia a las altas temperaturas y el costo relativamente alto que tiene mantenerlos (en relación con la alimentación y el seguimiento médico). No obstante, se trata de un animal apacible, un excelente perro de compañía y una mascota ideal para la vida en familia.

Es importante señalar que esta raza  debe recibir un entrenamiento de cachorros. Aunque son perros de carácter dulce y calmado que no necesitan un adiestramiento intensivo, se requiere una educación básica. Para lograr esto se necesita paciencia y un trato cariñoso, pero firme.

Estos perros no se caracterizan precisamente por ser brillantes o por responder órdenes de inmediato. Tampoco por ser de los que salen a correr por los parques, al contrario,  suelen agotarse con facilidad. También son bastante tercos por naturaleza, especialmente de pequeños, por lo que es necesario tener solidez a la hora de educarlos, pero sin dejar de lado una postura cordial para establecer ese lazo de confianza que el animal necesita.

Si le das a tu Bulldog inglés comida, cariño y un buen entrenamiento, tendrás a tu lado un perro amigable, manso y amante de los niños. Para lograr adiestrarlos, es necesario considerar algunas recomendaciones, ya que uno de los principales defectos de esta raza es que son sumamente testarudos. He aquí los consejos a seguir:

  • Acepta que la raza es obstinada. Trabaja para mejorar eso, pero no lo niegues.
  • Emplea motivadores para que tu perro sienta que valga la pena responder a tus órdenes. Puedes usar golosinas, dulces o juguetes para mascotas.
  • Utiliza un clicker (dispositivo de adiestramiento que produce un sonido), con el objetivo de reforzar el entendimiento de tu perro al momento de entrenarlo.
  • Recuerda que mientras más trabajes y dedicación le entregues, más rápido aprenderá.